Con más de cuatro décadas de experiencia en el sector de la transmisión de potencia, TPI nace como un proyecto con un marcado carácter familiar que pretende aunar el compromiso empresarial y la atención al cliente en el objetivo principal de su día a día. Sin tregua en la búsqueda de la excelencia y de la competitividad, la empresa ha ido adaptándose con paso firme a las nuevas demandas del mercado, tanto en la formación de su personal como en la elaboración del más completo catálogo de productos. En permanente crecimiento desde sus primeros pasos, la compañía prosigue en una clara línea ascendente con la intención inequívoca de mantenerse como el principal referente dentro del sector.